CULTURA ABORIGEN - TOBAS

En la década de los años 20, ya en pleno siglo XX, sufrieron una definitiva derrota militar en Napalpi (Chaco). A partir de este instante, los Tobas viven en dependencia: política y económica de la sociedad dominante. A pesar de su sometimiento militar, con el tiempo han logrado recobrar el sentido de ser "indio" y con ello, la fuerza necesaria
para luchar por sus derechos. Hablan su lengua, hacen artesanías de barro, de palo santo, tejidos de fibras vegetales, conservan algunos bailes y cantos y  suelen acudir al "Pío"oxonaq", para ser curados.

VIAJE A LA MEMORIA DEL IMPENETRABLE

Los antiguos shamanes pilagás y tobas son la memoria de una de las regiones más olvidadas de la Argentina. Para llegar a ellos, es necesario hacer varios viajes a la más hostil llanura formoseña: En canoa, a caballo y en 4x4. Allí las tribus preservan la sabiduría de una cultura que sobrevivió al conquistador y todavía se transmite a las nuevas generaciones. La labor de las mujeres en Qompi: Aunque apenas alcanza para " pucherear", las artesanías dan una fuente segura de ingresos para las familias pilagás. Las 300 mil hectáreas de monte formoseño que cubren el bañado La Estrella, obligan a remar dos días antes de llegar a las Comunidades aborígenes.

Shamanes:  El "chamán"  es una persona a quién se le atribuyen poderes para curar a los enfermos y comunicarse con el más allá. Su actividad está orientada a sanar, actuando en áreas de la realidad que en muchas ocasiones comparte con los médicos y los místicos; en términos generales, su tarea consiste en restaurar la salud, limpiar, purificar, reparar, mejorar las relaciones del individuo con su grupo y dar sentido a lo que ocurre; explicitándolo. Las ,artes son los objetos que componen lo que se puede denominar," equipo mágico", del Chaman. Cada maestro posee algunas que lo diferencian claramente de los demás. Entre los más importantes tenemos las varas de madera que forman parte indispensable del equipo y la clase de maderas que más se utilizan, son:"la chonta";"el hualtaconegro";"el chiquir huandure" y el "ajo jaspe".Estas varas son las que utiliza el "Chaman", en sus dramáticas ofrendas y ritos, para defenderse frente a los influjos y fuerzas negativas, tales cómo "los malos vientos","los malos aires", y "los hechizos".

 ENRIQUE WEISSENBOCK

 

LOS TOBA



Son aproximadamente 50.000 y viven en Chaco, Formosa, Salta y en la periferia de algunos centros urbanos. Conservan su idioma.
Tradicionalmente fueron cazadores y recolectores, y algunas comunidades mantienen aún estas actividades.

Practican además una incipiente agricultura y realizan artesanías con técnicas tradicionales.

En algunas comunidades los hombres trabajan en cerámica y madera. Las mujeres hilan en huso la lana de oveja y tejen tapices y ponchos en telar vertical, que se destacan por la armonía en el uso del color y la creatividad en la expresión de la fauna.

En la actualidad todos, en mayor o menor medida, son peones de obrajes, aserraderos y cosechadores de algodón.
 

Fuente: www.fundacionsilataj.org.ar

 

EL PUEBLO TOBA EN ARGENTINA


Según la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI), por el tamaño de su población, el pueblo “Toba”, es el tercero entre los pueblos que habitan en Argentina, con 69.452 personas.
Este pueblo presenta una variada y rica tradición histórico-cultural, y preserva su lengua nativa. Sin embargo su situación social, económica y educativa se encuentra en desventaja en relación con otras etnias.
El pueblo “Nam-Qom”, ó Toba, pertenece lingüísticamente, a la familia Guaycurú, autóctona de la región chaqueña. Los grupos guaycurúes, fueron los primeros en poblar la región de “El Gran Chaco”, que se encuentra entre los límites de Argentina, Bolivia y Paraguay.
Las lenguas guaycurúes, comprenden: El Toba; el Mocoví; el Pilagá, y las hoy extintas: Abipón y Mbayá, entre otras (Censabella 2000).
Los Tobas, se encuentran principalmente en las provincias argentinas de:
Chaco.
Formosa.
Santa Fe.y en un número menor, en la provincia de Salta.

Recientes movimientos migratorios, han generado asentamientos Toba, en Rosario, y en varias zonas del Gran Buenos Aires. En Paraguay, vive un pequeño grupo Toba de 600 personas, y a principios del siglo XX, se localizaron algunos integrantes de este pueblo en Bolivia, aunque posiblemente ya hayan migrado a Salta.

 

 

 volver a cultura aborigen

volver a índice